Proyectos

Home / Proyectos / Otros años

El Lycée de Chop Veary acoge a 1446 estudiantes que proceden de las comunas de Rohal, Salacches, Poysway, Phnom Chuchiang, Popel, Tekpossa y Chop Veary. Hay 5 edificios, uno de ellos de madera en muy malas condiciones que se ha tenido que desalojar por peligro de derrumbamiento, distribuyendo los alumnos entre los otros 4 edificios.

Hemos derribado el edificio de madera y hemos construido un edificio de 5 aulas con paredes dobles y tejado de ladrillos y cámara de aislamiento para evitar el calor. Además, hemos construido un pequeño edificio para dos lavabos.

El objetivo del proyecto es realizar acciones para la prevención del maltrato infantil, mediante la información y sensibilización de las familias, la escuela y las comunidades sobre los derechos de la infancia con dos áreas de implementación:

Trabajar con los niños y adolescentes para que reconozcan sus derechos y deberes y crezcan con salud física y mental.

Acciones cercanas a las familias, organizaciones sociales e instituciones de la zona para que desarrollen capacidades y actitudes que valoren a la infancia y los protejan de los maltratos.

El proyecto se desarrolla en “Asentamientos Humanos” María Jesús Espinoza y Jose Olaya del distrito de Ventanilla, Provincia Constitucional de Callao, situado en el Con Norte de Lima.

Los tejados de uralita de los edificios de la escuela se están deteriorando debido a las continuas y violentas precipitaciones en las épocas de lluvia y el sol contundente de las épocas secas, lo que provoca su deterioro y que entre el agua y la humedad. Otro problema es que la uralita aumenta la temperatura del interior, que puede llegar hasta los 40 grados. Hace tres años, cuando quisimos agrandar la cocina/comedor, pusimos aislante pensando que sería una buena solución, pero la situación ha empeorado.

Desde la Junta de Infants del Món, nos planteamos cambiar todos los techos de uralita por las tejas en varias etapas, pero informes técnicos nos han advertido de la peligrosidad para la salud que conlleva el uso de productos que contengan fibras de amianto, como es la uralita. Por lo que era urgente la renovación de todos los tejados de la Llar con el objetivo eliminar el riesgo que supone para nuestros niños y niñas.

Con el propósito de desarrollar aptitudes personales, la Asociación Caméléon ha organizado clases de capacitación profesional para jóvenes pertenecientes a los programas y vecinos de la comunidad para que puedan obtener un trabajo remunerado o incluso montar un pequeño negocio que les ayude a tener una vida digna.

En el proyecto han participado 233 jóvenes y adultos. Las formaciones son de cocina, preservación de los alimentos, servicio y artes de mesa, costura, estética, electrónica, reparaciones domésticas, mecánica de automóviles y de electricidad.

Thuy Yen se encuentra en un valle extremadamente caluroso entre Phu Gia i Ohuoc Tuong. La mayoría de los habitantes labran la tierra que no les da ni para su propia subsistencia, provocando que muchos de sus hijos nazcan con minusvalías físicas y psíquicas, es decir, con graves problemas de salud.

Las hermanas de la comunidad de las Hijas de María Inmaculada construyeron un centro para la escolarización especializada de estos niños y niñas, donde también se da formación a los padres sobre alimentación variada, ejercicios de movilidad y las bases de medicina tradicional que ayuden a mejor el día a día de sus hijos.

El país está experimentando grandes cambios que lo equipararan, con el tiempo, a otros países más desarrollados de su alrededor, pero aún tiene grandes carencias en temas básicos como la enseñanza y la salud.

La zona en la que construimos la Llar es rural y de las más pobres del país, por ello no hay mejor manera para darle un impulso que escolarizando a los más pequeños.

Pese a que Perú es un país con una gran diversidad biológica, sufre una gran desnutrición por la gran falta de formación de su población. Kusi Warma ha ejecutado el proyecto junto a la implicación del Ministerio de Salud del Gobierno de Perú. Los agentes comunitarios, las autoridades comunales y locales, han identificado los casos de riesgo nutritivo, de salud y de desarrollo físico, sobre todo entre los niños y niñas de 0 a 3 años, madres lactantes y embarazas, para atenderlos y prevenir la desnutrición crónica.

Se ha implantado el Sistema de Vigilancia Comunitaria (SVC) en 22 comunidades ejecutando el censo, el calendario de control de peso y medida y gráfica del estado nutritivo de este proyecto.

Pese a que todavía hay escuelas muy precarias en la provincia, estamos colaborando para que los niños de la comunidad dispongan de un entorno idóneo para estudiar. Desde la asociación seguiremos luchando para conseguir que todos los niños puedan ser escolarizados y recibir una buena educación, en una escuela adecuada a sus necesidades.

Hemos construido un edificio de 5 aulas, cada una con pupitres, despachos para el profesorado y un armario para guardar el material escolar. Y un edificio de WC para niños y uno para niñas.

Hemos construido un edificio de 5 aulas, cada una con pupitres, despachos para el profesorado y un armario para guardar el material escolar. Y un edificio de WC para niños y uno para niñas.

Hemos construido un edificio de 4 aulas con pupitres i bancos para los alumnos, despacho y silla para el profesor, armario para guardar el material escolar. Un edificio biblioteca y el edificio de lavabos para niños y niñas.

Los desastres naturales: tifones, tormentas, inundaciones y posteriores sequias han hecho que las cosechas de este año hayan sido muy malas, y las familias pobres no tengan nada que comer. Nuestro objetivo es detener el momento crítico de hambre que están sufriendo.

Hemos repartido sacos de arroz entre las familias de la Comuna de Rohal en Camboya, A Loui y Phu Vang de Vietnam, para poder repartirlo de manera justa y llegar a más familias lo hemos hecho mediante los gestores de los programa de apadrinamiento. La ayuda ha llegado a 8400 personas.

Los tifones son frecuentes en Filipinas entre los meses de junio a noviembre, y provocan inundaciones y deslizamientos de tierra, que se llevan todo lo que encuentran por delante. Más de medio millón de personas han muerto este junio por culpa del Tifón Fengshen, en la región del sudeste del archipiélago.

Desde la plataforma de ONG’s de Andorra hemos recaudado dinero para la reconstrucción de casas de las víctimas del tifón.

En el distrito de Preah Net Preah solo hay dos colegios de enseñanza secundaria, Rohal y Choupvery, en los que cursan los estudios de secundaria todos los alumnos del distrito. La estabilidad que vive el país, en los últimos años, propicia que las familias quieran que sus hijos estudien y el número de alumnos está aumentando, las aulas son insuficientes, pese a que los cursos se dividen en turnos de mañana y tarde.

Las autoridades de Rohal proporcionaron un terreno en el que hemos construido un edificio de 5 aulas, 1 despacho para la directora, 2 WC, patio y campo de voleibol que favorecerán que alumnos y profesores dispongan de más espacio para el desarrollo de las clases.

La escuela, de madera con techo de palmera, construido hace más de 25 años y sin ningún mantenimiento, presenta un estado lamentable. En la época de lluvias no se pueden impartir clases, lo que provoca que los alumnos tengan un gran retraso que les impide tener el nivel necesario para superar el curso.

Con el edificio de cemento de 6 aulas y el WC, que hemos construido, los alumnos podrán asistir diariamente a clase sin depender de la climatología.

La escuela que construyó la ONG Concern es insuficiente para acoger los alumnos de Popel, la escuela se trasladó a un hangar, sin ningún tipo de condiciones para impartir clases.

Con la construcción de 5 aulas, hemos evitado la precariedad con la que los alumnos y profesores tenían que seguir los cursos.

El 15 de agosto un terremoto de 7.9 grados en la escala de Richter ha afectado a las provincias del sud de Lima, causando 540 muertos, 10.000 heridos y el 80% de las viviendas destrozadas, damnificando a 35.000 familias, la situación era dramática.

El 22 de agosto Infants del Món-Andorra enviamos a Perú 10.000 Euros para que Kusi Warma pudiera reaccionar en las primeras horas, que son las más grabes, con este dinero pudieron auxiliar a 1.200 familias con niños para que pudieran comprar alimentos básicos (arroz, azúcar, leche, huevos, fideos, latas, galletas, mantequilla, salsa de tomate) y sobre todo agua potable. También mantas, pañales, ropa para niños y adultos, cocinas de carbón, medicamentos, toallas y juguetes. La ayuda llegó a pueblecitos donde no había llegado la del Gobierno .

La desesperación que provoca en los adultos vivir la destrucción y la muerte, en los niños puede traumatizarlos de por vida. Con las donaciones que particulares e instituciones aportaron a la campaña organizada por la Plataforma de ONG’s de Andorra, en la que se recolectaron más de 75.000€, se puso en marcha el proyecto “Operación sonrisa” con dos objetivos principales: brindar a los niños y niñas del distrito de Sunampe (Chincha) unos espacios que contribuyen a superar el drama vivido y dar soporte a las familias que presentan las situaciones más urgentes.

El hospital de la Comuna de Rohal, está situado en Choup Veary y da asistencia primaria a unas 16.000 persones, construido en 3 edificios de madera, dos con capacidad para 30 camas y uno para los tuberculosos. La necesidad de un pabellón exclusivo para niños y madres parturientas, era urgente porque el hospital estaba lleno y los niños tenían que ser trasladados, por sus familias, para ser tratados en otros sitios con sus propios medios.

Hemos construidos un pabellón pediátrico que con las paredes alicatadas que contribuyen con la higiene, con ventiladores; las ventanas con cristales que evitan la entrada de mosquitos y las puertas de hierro que impiden que animales como ratas, perros, etc. paseen por la sala libremente.

Gracias a la aportación de un ciudadano andorrano hemos podido construir una reserva de agua y la instalación de paneles solares.

En 2004 hemos acogido los primeros niños en el orfanato que hemos construido, en varias etapas debido a que era una gran inversión, en la Comuna de Rohal de Camboya. La finalidad es dar a los niños la oportunidad de crecer en un entorno estable, educándolos y dándoles los valores necesarios para que sean, en el futuro, unos adultos integrados en la sociedad de su país. Los niños y niñas que acogemos en el orfanato han vivido situaciones familiares muy traumáticas, en el centro no solo tiene cubiertas las necesidades básicas y educación, sino que reciben, por parte del personal que trabaja, la seguridad y ternura que necesitan para que se sientan parte de una gran familia. El personal del hogar es khmer i esta gestionada por una Consejera delegada de Infants del Món-Andorra, con el soporte de una cooperante.

La Llar está en una comunidad rural, las familias viven de la recogida del arroz y la mandioca, que no aporta suficiente para cubrir las necesidades básicas. En las escuelas de áreas rurales el nivel es muy bajo a causa de la superpoblación de las aulas y la desmotivación del profesorado. Como nuestra voluntad era trabajar en beneficio de los niños y las familias de la Comuna, iniciamos las clases de repaso (en las que los profesores imparten khmer, matemáticas, inglés, física, informática, química) y actividades extraescolares que hemos organizado para reforzar el nivel de los escolares de la zona. ABA nos da soporte anual específico para las clases.

El compromiso con los niños, por parte de los padrinos y la asociación, no acaba con su mayoría de edad o con la obtención del bachillerato, sino que se los acompañan, mientras estudian en la universidad o FP, hasta su total autonomía e integración en la sociedad de su país.

En 2004 hemos acogido los primeros niños en el orfanato que hemos construido, en varias etapas debido a que era una gran inversión, en la Comuna de Rohal de Camboya. La finalidad es dar a los niños la oportunidad de crecer en un entorno estable, educándolos y dándoles los valores necesarios para que sean, en el futuro, unos adultos integrados en la sociedad de su país. Los niños y niñas que acogemos en el orfanato han vivido situaciones familiares muy traumáticas, en el centro no solo tiene cubiertas las necesidades básicas y educación, sino que reciben, por parte del personal que trabaja, la seguridad y ternura que necesitan para que se sientan parte de una gran familia. El personal del hogar es khmer i esta gestionada por una Consejera delegada de Infants del Món-Andorra, con el soporte de una cooperante.

La Llar está en una comunidad rural, las familias viven de la recogida del arroz y la mandioca, que no aporta suficiente para cubrir las necesidades básicas. En las escuelas de áreas rurales el nivel es muy bajo a causa de la superpoblación de las aulas y la desmotivación del profesorado. Como nuestra voluntad era trabajar en beneficio de los niños y las familias de la Comuna, iniciamos las clases de repaso (en las que los profesores imparten khmer, matemáticas, inglés, física, informática, química) y actividades extraescolares que hemos organizado para reforzar el nivel de los escolares de la zona. ABA nos da soporte anual específico para las clases.

El compromiso con los niños, por parte de los padrinos y la asociación, no acaba con su mayoría de edad o con la obtención del bachillerato, sino que se los acompañan, mientras estudian en la universidad o FP, hasta su total autonomía e integración en la sociedad de su país.

En 2004 hemos acogido los primeros niños en el orfanato que hemos construido, en varias etapas debido a que era una gran inversión, en la Comuna de Rohal de Camboya. La finalidad es dar a los niños la oportunidad de crecer en un entorno estable, educándolos y dándoles los valores necesarios para que sean, en el futuro, unos adultos integrados en la sociedad de su país. Los niños y niñas que acogemos en el orfanato han vivido situaciones familiares muy traumáticas, en el centro no solo tiene cubiertas las necesidades básicas y educación, sino que reciben, por parte del personal que trabaja, la seguridad y ternura que necesitan para que se sientan parte de una gran familia. El personal del hogar es khmer i esta gestionada por una Consejera delegada de Infants del Món-Andorra, con el soporte de una cooperante.

La Llar está en una comunidad rural, las familias viven de la recogida del arroz y la mandioca, que no aporta suficiente para cubrir las necesidades básicas. En las escuelas de áreas rurales el nivel es muy bajo a causa de la superpoblación de las aulas y la desmotivación del profesorado. Como nuestra voluntad era trabajar en beneficio de los niños y las familias de la Comuna, iniciamos las clases de repaso (en las que los profesores imparten khmer, matemáticas, inglés, física, informática, química) y actividades extraescolares que hemos organizado para reforzar el nivel de los escolares de la zona. ABA nos da soporte anual específico para las clases.

El compromiso con los niños, por parte de los padrinos y la asociación, no acaba con su mayoría de edad o con la obtención del bachillerato, sino que se los acompañan, mientras estudian en la universidad o FP, hasta su total autonomía e integración en la sociedad de su país.

La ciudad de Danang es un centro universitario muy importante en Vietnam. Los estudiantes de las minorías étnicas del centro del país, desean ir para cursar sus estudios superiores, pero los problemas económicos de las familias lo hacen imposible, ya que no pueden asumir su alojamiento y gastos, en la ciudad.

Hemos reparado la parte alta de una escuela maternal y construyendo un internado para 20 estudiantes.

La “Casa Do Beja Flor” es un centro que acoge a niños y niñas que viven en la calle y que padecen grabes problemas físicos y psicológicos, con una capacidad para 20 huérfanos. Pero las necesidades del país hacen que el Juzgado de menores les envíe cada vez más residentes, lo que hace que las instalaciones sean insuficientes.

Hemos reformado la cocina y el comedor, construido espacios de servicio esenciales como la lavandería, el almacén y la despensa, comprado muebles y renovado el sistema hidráulico y eléctrico de la casa.

EL 75% de la población de Phu Xuan pertenece a las minorías étnicas y muchas comunidades no tienen escuelas, lo que excluye a los niños del sistema de educación nacional.

Con el soporte de la ABA (Asociación de Bancos de Andorra) hemos construido una escuela maternal de 2 aulas, para que los niños más pequeños puedan comenzar su educación.

Para que un niño pueda desarrollarse física y psíquicamente, necesita una alimentación equilibrada. Si no reciben, desde la infancia, los nutrientes necesarios corren el peligro de coger enfermedades, debido a que su sistema inmunológico es débil y no puede afrontarlas y su rendimiento escolar es bajo. En las zonas rurales las madres, que son quienes se ocupan, tienen que alimentar a sus hijos con tortillas porque no tienen acceso a otros alimentos.

Muchos peruanos que viven en zonas rurales emigran a la capital, creyendo que encontraran trabajo y así darle una vida mejor a su familia, pero la realidad es muy diferente y acaban en el extrarradio, viviendo en cabañas de Uralita de una sola estancia sin agua corriente ni luz y sin futuro.

El proyecto se realiza en los asentamientos humanos de Chimbote y Andahuaylas el objetivo es desarrollar capacidades en las familias que les permitan prevenir la desnutrición de sus hijos, priorizando los menores de 3 años, las embarazadas y las madres lactantes. Los pequeños con desnutrición grave se ingresarán en un Centro de Recuperación donde reciben atención integral y se recuperan de la desnutrición.

Simultáneamente se realiza un trabajo intensivo de capacidad y orientación a las familias, para evitar que vuelvan a recaer cuando regresen a su casa.

El Orfanato Lataste está gestionado por la organización khmer ADTJK, proyectado para acoger como máximo a 50 niños, pero por las circunstancias del país se vieron obligados a albergar más niños, teniendo que acondicionar espacios como dormitorios para las niñas.

Para paliarlo hemos construido un edificio dormitorio y una sala de estudios y para las actividades diarias, tan importantes para que los pequeños superen los traumas de haber perdido los padres y ayudarlos a tener una vida equilibrada.

La asociación social de invidentes de Phu Loc, con más de 300 usuarios, no tenía un centro adaptado a sus necesidades.

Hemos comprado una casa donde podrán residir 18 invidentes y será un centro de formación de día para ciegos, con talleres adaptados para desarrollar sus habilidades, que les ayudará a ganar algún dinero y dejarán de sentirse unos parásitos en la sociedad, que a menudo los rechaza.

Soy Thuy es una población en pleno desarrollo económico que atrae a muchas parejas jóvenes con hijos pequeños. La necesidad de un sitio seguro donde dejarlos era primordial para que los dos miembros de la pareja, que están lejos de sus familias, puedan ir a trabajar.

En la guardería se han inscrito a principios de curso 280 niños y niñas.

Quang Tien es una zona de tierras fértiles donde se cultiva la caña de azúcar, maíz y tabaco, es una de las zonas denominadas de nueva economía. La escuela maternal tenía unas antiguas instalaciones que no eran seguras para los escolares.

Hemos comprado un edificio y lo hemos renovado totalmente, actualmente están escolarizados 100 alumnos.

Miramos de proporcionar el acceso a la educación de hijos de familias con bajos ingresos, en las zonas rurales de Vietnam. Nuestra promesa es invertir en el presente de los niños porque que ellos son la clave del futuro.

El orfanato de Sighetu Marmatei, acoge desde bebes hasta niños de 3 años. Las instalaciones están en bastante buen estado, a pesar del olvido de su Gobierno, gracias a la directora que es una persona muy eficiente y que se mueve para encontrar el soporte necesario para sacar adelante el centro. Pero la sala de calderas estaba en muy mal estado y las máquinas se estropeaban a menudo. La reconstrucción del tejado ha hecho que se mantengan mejor y en la actualidad tienen agua caliente y calefacción durante los fríos inviernos de ese país.

La higiene es básica en un centro donde hay pequeños, el lavado de la ropa se hacía a manos y en aquellos lares es un trabajo muy duro, por las constantes nevadas y el secado es complicado.

Hemos comprado una lavadora industrial que favorecerá la higiene y facilitará la tarea de las cuidadoras.

Las minorías étnicas hablan la lengua materna, la vida de los niños se desarrolla en su idioma hasta que llegan a la escuela en que la vehicular es el vietnamita. Es importante que los niños asistan pronto a la escuela para empezar a conocer el vietnamita y puedan ser escolarizados en la escuela nacional.

En Bac Son viven la minoría Pako, una de las más antiguas del país. Con la construcción de la escuela maternal hemos reducido el problema de las madres, que tenían que llevar siempre con ellas los niños, cuando van a trabajar a los cultivos.

En Vietnam la lepra es una enfermedad, desgraciadamente, demasiado extendida. Hay muchos centros donde se acoge a los enfermos con sus hijos, pero sin las estructuras necesarias para que los niños y niñas puedan llevar la vida de niño que les corresponde y puedan estudiar.

Con el proyecto educativo, los niños asisten a clase diariamente. Y el juego es una manera de relacionarse y de crecer, por lo que construir un espacio de juego era básico para su desarrollo.

Pleiback i Pleigauden se encuentran en una región de difícil acceso y las condiciones climáticas son muy adversas para los agricultores de etnia Jarai .

Hemos financiado la instalación y conexión eléctrica en las 52 casas, dándoles la posibilidad de fabricar pequeñas piezas étnicas que podrán vender en los mercados y dejar de depender exclusivamente de la tierra.

Cuando una persona se infecta de lepra es desplazada, con su familia, para seguir el tratamiento. Los hijos tienen que hacer 15km diariamente para ir a la escuela, ya que nadie los quiere alojar pese a que ellos no están infectados, y es importante que tengan acceso al sistema educativo.

La construcción de la escuela, bajo la responsabilidad de un capellán que hará las clases, los ayudará a continuar la escolarización con normalidad.

Este proyecto lo hemos realizado gracias a la aportación de ABA (asociación de Bancos de Andorra).

Este dispensario da cobertura médica a un gran número de familias de la región. La doctora que lo visita es Sor Consolata. Un tifón lo destrozó casi todo y era imprescindible y urgente su reconstrucción.

Hemos aprovechado para agrandarlo y que sea más cómodo en el tratamiento y el cuidado de enfermos.

En el ciclo de primaria, los alumnos, además de aprender las asignaturas, aprenden unos hábitos y unas competencias decisivas para su vida. Es importante que los niños tengan acceso y más en países como Vietnam, donde los estudios primarios serán para muchos los únicos estudios que tendrán.

Des de la asociación queremos acercar a los niños la escuela y así evitar el trabajo infantil.

Conscients dels problemes en que viuen les petites comunitats, el Govern vietnamita ha anunciat que farà arribar ajudes a les comunitats més pobres i una millora gradual de les infraestructures per reduir el seu aïllament, però la realitat es molt descoratjadora i cal que els infants comencin el seu camí cap a l’educació.

La mayoría de los niños de las etnias minoritarias acaban la secundaria i dejan de estudiar, pero hay que son buenos estudiantes, i estimulados por los profesores i los padrinos, continúan los estudios. Por eso se tienen que trasladar a las ciudades donde continuar los estudios e ir a la Universidad. Para sus familias, es imposible pagar el alquiler de una habitación, además ellos están acostumbrados a vivir en comunidad, el cambio radical de vivir en una ciudad es un cambio demasiado grande.

Hemos comprado y adecuado un edificio para que los jóvenes puedan vivir mientras estén estudiando en la universidad.

La escuela de Huong Phong se encontraba en una zona que se inundaba cada año en la época de lluvias, que obligaba a cerrar la escuela durante muchos meses, y los alumnos no conseguían acabar el currículum escolar del curso.

Hemos trasladado la escuela en un terreno que nos facilitó el Comité popular.

En 20 años, el índice de pobreza ha pasado del 60% al 11% de la población, según la propaganda del gobierno, pero la desigualdad entre ricos y pobres aumenta, y los beneficios del crecimiento no llegan a los pobres. Por eso es importante que puedan tener de la sanidad gratuita y los médicos tengan un lugar donde visitarlos. Hemos construido un dispensario con el beneplácito del Comité Popular, que ha contratado un médico y una enfermera fijos para atender a los enfermos.

El Gobierno de Hanoi intenta integrar las etnias minoritarias, generalmente aisladas, que en muchos casos viven igual que hace un siglo. Un informe revela que más de un millón de niños entre 5 y 17 años, mayoritariamente pertenecientes a estos grupos, no han ido nunca a la escuela. La construcción de escuelas evita la exclusión cultural y social por la diferencia en el lenguaje. Este proyecto ha estado subvencionado por el Honorable Común de Ordino (Andorra).

Además de las dificultades debidas a su aislamiento, las minorías trabajan en unas tierras abruptas que no dan suficiente para mantenerse. Para que los niños superen los estereotipos culturales necesitan tener un buen nivel educativo desde la base. Construyendo una escuela maternal, forzamos que el gobierno envíe profesores para educar los más pequeños.

Donde viven las familias, los niños no tienen las condiciones adecuadas para poder estudiar y las bibliotecas es donde pueden hacer los deberes ayudados por el personal. Para promocionar la lectura, las bibliotecas disponen de libros atractivos para estos niños y condicionados a todas las edades.

La educación es gratuita, pero las familias tienen que afrontar la compra del uniforme obligatorio y esto ya es una gran carga, necesitan ayuda para la compra del material escolar de sus hijos.

En Ango vive la minoría étnica Tao Oi Pako. En el centro de la población hay 2 cabañas que se utilizan como aulas, hemos construido 2 edificios para sustituirlas.

Los Co Tu, son una etnia muy orgullosa de su cultura tradicional. Con las actividades cotidianas, este grupo inculca a los jóvenes y niños, sus tradiciones para que entiendan sus orígenes.

En la escuela primaria, de 2 aulas que hemos construido, los alumnos podrán además de estudiar, ensayar sus danzas.

La minoría étnica Bru, fueron nómadas hasta que decidieron instalarse cerca del rio, escogiendo minuciosamente el lugar. Tradicionalmente, varias generaciones viven en la misma casa que alargan cada vez que un hijo se casa. Esta costumbre hace que haya muchos niños en cada familia.

Hemos construido una escuela con dos aulas, para escolarizar a los más pequeños.

Les poblacions aïllades en que viuen les minories, segueixen patint pobresa i l’única sortida de la misèria es la migració cap a les ciutats, un pas ja de per sí dolorós perquè han d’abandonar el lloc on han nascut i on viu la seva família, que es complica per a persones sense cap nivell educatiu ni els contactes necessaris per aconseguir una feina.<br />
<br />
Per això es bàsic que comencin a preparar-se en l’escola maternal. A Huong Huu hem construït una escola de 2 aules.

El milagro económico que vive Vietnam, casi no ha favorecido a las minorías étnicas, que mayoritariamente siguen viviendo en la miseria y aisladas del imparable desarrollo del país. El 50% de sus habitantes viven bajo el lindar de pobreza y los programas de asistencia económica no les llegan. Hemos construido una escuela con dos clases para que los más pequeños puedan poner sus bases de aprendizaje.

Tradicionalmente son las mujeres quien se ocupan de los niños y de los mayores de la familia, y además realiza las tareas de la casa y de pequeños cultivos. Tener una escuela maternal en el poblado les facilita la vida y prepara a los más pequeños para empezar el ciclo de primaria.

Hemos construido una escuela maternal de 2 aulas con 2 mesas y 40 sillas. El Gobierno vietnamita ha trasladado a 2 profesores para que se ocupen de los pequeños de Huong Nguyen.

Además de buscar subvenciones para realizar proyectos, nuestro objetivo es también sensibilizar a la población andorrana. Realizamos una campaña para la recogida de libretas y lápices para los niños pobres de la cuidad de Hué, que se han repartido para que tengan material escolar para ir al colegio.

Vietnam tiene 54 etnias minoritarias que viven según sus costumbres ancestrales. Los Van Kieu viven en la zona montañosa de la provincia central Quang Tri, del cultivo de bancales de manera ancestral con lo que su subsistencia es muy dura.

Nuestro primer proyecto fue la construcción de una escuela de 3 aulas, amuebladas con mesas y bancos, compra de material escolar y juegos para los niños de Lâng Cat que estaba construida con cañas que los años habían podrido y era peligroso para los alumnos.

Proyectos realizados

Cada año trabajamos, como mínimo, en un proyecto que busca el mayor impacto posible en la mejora de la vida de los menores, sus familias y la comunidad, creando infraestructuras o en beneficio de su salud.

Para realizarlos, contamos con la complicidad del Gobierno de Andorra que nos lo subvenciona, el apoyo de entidades públicas y privadas, de donantes, de socios y de los padrinos de la asociación.